Jesucristo Sacramentado

Virgen Santa Maria de Guadalupe

¡Adorado sea el Santísimo Sacramento!    ¡Ave María Purísima!

Adoración Nocturna Mexicana

Parroquia Santa Isabel de Hungría

Hermosillo, Sonora, México, viernes 24 de octubre de 2014
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento
 

El hombre que no quería ser santo:
San José de Cupertino


Cine con valores cristianos y cultura de la vida

San José de Cupertino, nacido en Italia en el siglo XVII, es "El hombre que no quería ser santo". Esta es una película sensacional y emocionante, porque cuenta la vida de un hombre singular.

Sus familiares, sus vecinos, hasta sus hermanos de los conventos en los que intentó vivir religiosamente, lo trataron como a un "inútil" en el pleno sentido de la palabra, porque lo rompía todo, porque se quedaba extasiado con la boca abierta, porque parecía lelo y atontado, porque no lograba aprender de los libros nada más que una sola frase.

Le asignaban los peores oficios y lo maltraban continuamente; pero estando sufriendo esta vida, empezó a levitar sin pretenderlo: se ponía a orar de rodillas y sin darse cuenta se elevaba varios metros del suelo en pleno éxtasis.

Incluso fue acusado de estar endemoniado por quienes no podían comprender como un hombre tan "torpe" podía ser espiritual o tener sintonía con Dios. Pero esta es la gran lección de la vida de San José de Cupertino: lo que el mundo desprecia, DIOS lo eleva, lo elige y lo hace destacar como particularmente suyo.

Una película inaudita, fuera de lo común, prácticamente desconocida, que no te dejará indiferente; es más, que puede incluso influenciar religiosa y transformadoramente en la vida de quien la observe con atención. Si aún no la has visto, ¡quedas advertido!

Índice de Películas  Ir a la Portada

 
Enlaces Bienhechores
Anuncios Patrocinados ¿Qué es esto?



Desde 1-marzo-2009 

    Añádela a tus Favoritos
 
Google
 
Suscríbete aquí y recibe gratis nuestro boletín Peticiones de oración: oramos por ti y tus intenciones por un mes ante el Santísimo Sacramento